ES | EN

  • Gestión de Tareas
    Indicador de Transformación Digital de Empresa

    Metodología de proyectos: ¿Ágil o Cascada? Tú eliges

    En Gestión de Proyectos podemos seguir una metodología ágil o cascada. Pero… ¿cuál es mejor y por qué? En Cibernos te damos la respuesta.

    Agil vs Cascada en Gestión de proyectos

    A la hora de embarcarnos en un nuevo proyecto, a menudo las empresas nos preguntan qué metodología seguimos o con qué metodología trabajamos. Y, lo cierto, es que nuestro equipo de desarrollo soporta ambos modelos. ¿La razón? No todos los proyectos requieren de la misma metodología.

    En gestión de proyectos, para que un proyecto salga bien, es importante elegir bien la metodología que se va a aplicar. No es una decisión fácil. Claro que, para ello, hay que debatir los requerimientos antes de optar por una.

    Metodología en cascada: significado, ventajas y desventajas

    Una de las metodologías más empleadas en desarrollo de proyectos es Waterfall o cascada. Se trata de un método que consiste en desarrollar el proyecto de forma secuencial. Requiere un alto detalle de los requerimientos para comenzar. Se empieza por las fases de análisis y diseño, y se termina con las pruebas y puesta en producción.

    Estas son algunas de sus principales ventajas:

    • El cliente y los desarrolladores se ponen de acuerdo en una fase temprana del proyecto.
    • El progreso del proyecto se puede medir y seguir más fácilmente.
    • No se requiere de la presencia del cliente tras la frase de requisitos (excepto en reuniones, revisiones…).
    • Es adecuada para los proyectos donde se desarrollan componentes software paralelamente y los miembros del equipo trabajan en varios trabajos.
    • El software se puede diseñar completamente y con más cuidado.

    Claro que no todo es bueno. En cuanto a las desventajas, la metodología en cascada a menudo implica un alto esfuerzo en la captación de requisitos, de forma que cambios posteriores, con el desarrollo ya en marcha, tiene un alto impacto en plazos y costes. Asimismo, si el cliente solo vuele a participar al final del proceso, y si no está de acuerdo con el resultado final, los cambios podrían ser más difíciles de implementar y muy costosos. Para evitar esto último, surge la metodología ágil (agile).

    Metodología ágil: significado, ventajas y desventajas

    Ágil comprende una metodología de tipo RAD (Rapid Application Development), y dentro del manifiesto ágil, Scrum es el método más empleado.

    Principales ventajas:

    • El cliente trabaja con el equipo de trabajo, pero no solo en las etapas iniciales, sino durante todo el proyecto.
    • El cliente puede hacer un seguimiento completo del trabajo, para tomar decisiones y solicitar cambios durante cada fase de desarrollo.
    • Se puede lanzar una versión básica del programa y luego irla completando con iteraciones.
    • El desarrollo se centra en el cliente.
    • Siempre se consigue lo que el cliente quiere.

    Principales desventajas:

    • No todos los clientes quieren implicarse tanto.
    • Existe una frecuente refactorización, dado que a mayor implicación del cliente, mayores cambios durante todo el proyecto; pudiendo implicar más tiempo y coste.
    • Debido a los cambios algunos elementos podrían no completarse dentro del plazo, lo que implica un coste del proyecto mayor.

    Suite AgilePlan

    Sobre el autor: Eliseo Martín Castro

    Eliseo Martín Castro

    La trayectoria profesional de Eliseo está a caballo entre áreas técnicas y marketing. Actualmente trabaja en el desarrollo de nuevos productos y servicios de Cibernos, tales como "Motor de Cumplimiento", producto específico para el control del cumplimiento, y Blockchain, especialmente para su uso como herramienta para verificar que la información en un sistema no ha sido manipulada.

    Dejar un comentario

    Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento
    Nuevo llamado a la acción
    CTA Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento

    Suscribirme